“Más del 90 por ciento de nuestros MIEDOS nunca se vuelven realidad. Aún así nos condicionan y nos hacen sufrir…”

Conversando con un directivo en una de nuestras sesiones de coaching ejecutivo durante estos días de tanta confusión y angustia, me regaló una interesante reflexión contra esa famosa afirmación que hoy te comparto y desencadenó este nuevo post:

“…¿Qué pasa cuando ese miedo tan grande ya no es fantaseado-imaginado, cuando ya lo tengo frente a mí en la realidad? Hoy siento que tengo mucho MIEDO, y es muy real…”

Para lo bueno y para lo malo, nuestras emociones no distinguen entre realidad y fantasía. Este talentoso y valiente directivo continuó con su relato:

“…Ante esta situación límite y muy crítica que está viviendo mi Organización, mi Equipo y Yo mismo, ya lo estamos sintiendo-sufriendo:

Sí, está pasando de verdad…

Sí, es nuevo y complicado…

Sí, está cambiando nuestro presente…

Sí, también afectará nuestro futuro…»

En cada una de estas afirmaciones que él mencionaba, estaba a la vez manifestando el más importante paso para emprender y afrontar cualquier adversidad: ACEPTAR.

Lejos de ser un aceptar para rendirnos, significa una ventana que nos toca abrir hacia alguna OPORTUNIDAD para separarnos de este miedo tan real que hoy nos invade a todos.

Desde ese primer paso dado, y ahora sí  junto a tu equipo, tocará entre todos apuntalar este difícil y desafiante presente profesional en:

CREATIVIDAD

COLABORACIÓN

EMPATÍA

FLEXIBILIDAD

Pocos meses atrás, y aunque todo marchaba muy bien en su Organización y Equipo, este mismo directivo se había cuestionado su «falta de tiempo y disciplina» para poder identificar y definir junto a sus colaboradores algunos VALORES de referencia:

“…Puede que ahora sí dispongamos de ese tiempo, cada uno desde casa y en cualquier rincón del mundo pero JUNTOS. Puede que nos toque  redefinir y hasta RE-INVENTARNOS como equipo y departamento apoyados en cada una de esas cuatro palabras que tendremos que consensuar, definir y transformar en nuestras próximas ACCIONES…”

¿Qué podemos HACER para darle sentido a cada una de esas palabras? -En lo Individual y como Equipo

Personalmente y bajo estas circunstancias, no creo que hoy se trate de si es o no el momento del Teletrabajo vs. Trabajo en oficina. Como si de una elección se trataría. No, hoy trabajar desde casa es ya una obligación para la mayoría -no lo estamos eligiendo-. Y además bajo unas circunstancias excepcionales, nada parecido a lo que había sido hasta ahora.

Quizá a muchos de nosotros nos ha llegado el momento de ser parte más activa de un nuevo PARADIGMA que ya está cambiando y nos invita a ser parte…, o a quedarnos fuera!

  • Tal vez sea el momento de promover esfuerzos hacia nuevas y CREATIVAS direcciones.
  • Tal vez sea el momento de esos BRAINSTORMING siempre aplazados.
  • Tal vez sea el momento de HABLAR de lo que no queríamos hablar.
  • Tal vez sea el momento de ESCUCHAR y conversar con los que no solíamos hacerlo.
  • Tal vez sea el momento de EXPERIMENTAR lo que no nos atrevíamos.
  • Tal vez

De lo que no tengo ninguna duda, es de que hoy Sí es un momento para estar mucho más unidos y colaborando entre todos. Ante la paradoja de una DISTANCIA que un virus impone y nos obliga a recluir…,

¡Nos toca estar más CERCA que nunca!